Carlota

La mina a cielo abierto Carlota en Estados Unidos  ha producido en los últimos años 50 000 toneladas de cátodos de cobre.

Información general

La mina Carlota se halla en la parte occidental de la región minera de Miami-Globe, en el centro este del estado de Arizona de los Estados Unidos.

Historia

Se descubrieron estos yacimientos en los años noventa, pero la explotación a gran escala no sería hasta 2008. En 2005, KGHM INTERNATIONAL LTD. asumió el proyecto de la sociedad Cambior Inc. y se inició la extracción tres años después. Durante los siguientes 5 años, la planta produjo anualmente más de 10 000 toneladas de cátodos de cobre.

Producción

La producción de cobre en la Mina Carlota se basaba en sistemas de electroobtención en los procesos hidroelectrometalúrgicos. Este método permite omitir una etapa metalúrgica muy costosa a la hora de producir cobre y es considerado más respetuoso con el medio ambiente local. La tecnología aplicada se denomina extracción por solvente y electroobtención (SX/EW). Su primera etapa consiste en someter el mineral de cobre a la reacción con el ácido sulfúrico diluido, consiguiendo así una solución enriquecida con el cobre proveniente del contacto del mineral con el ácido diluido. La solución enriquecida (PLS - pregnant leach solution) se bombea de la pila y tras una limpieza mecánica preliminar, se somete al proceso SX. El elemento más importante en esta etapa es la extracción del cobre de la PLS. El cobre obtenido de la solución (PLS) llega al recipiente con la solución rica en compuestos orgánicos que tienen como objetivo unir el cobre, el proceso se refuerza gracias al mezclado intenso. La fase orgánica (ya enriquecida con el cobre), al pasar por el sedimentador, queda separada de la fase acuosa. La PLS, ya desprovista de cobre, se envía de nuevo a la pila para continuar su lixiviación. En la siguiente etapa, el electrólito fuerte separa el cobre de la fase orgánica, creando el llamado refinado, el cual a continuación se dirige al proceso electrolítico (EX). A su vez, la fase orgánica desprovista de cobre se devuelve, creando un proceso cerrado con pérdidas muy bajas y una eficiencia en torno al 90%.

Actualmente la mina Carlota realiza simultáneamente el proceso de rehabilitación del terreno afectado por la extracción y la lixiviación subsuperficial de las pilas restantes. Este modelo de funcionamiento prevé una producción de cobre estable hasta el año 2020, momento del cierre definitivo de la mina Carlota.