Buen vecino

Ser un buen vecino significa asumir la responsabilidad de la comunidad local, el entorno natural y la cultural de las regiones donde KGHM desarrolla actividad.

KGHM lleva a cabo una política basada en los principios de la Estrategia de Responsabilidad Social Corporativa mediante diálogos y como socio cooperador con su entorno. La empresa es un buen vecino e inversor fiable. Para poder actuar en forma efectiva en sus proyectos, incluye elementos sociales, culturales y económicos. KGHM coopera estrechamente con las autoridades locales y organizaciones no gubernamentales, analizando información sobre las necesidades de las comunidades locales y apoyándolas de manera financiera y organizacional. Como resultado, la empresa establece relaciones estables, justas y de igualdad con su entorno.

En Polonia, la Fundación del Cobre Polaco KGHMl, creada especialmente con esta finalidad, efectúa los proyectos prosociales y las actividades de patrocinio de la empresa. Sus principales áreas de acción son las campañas caritativas, de medicina preventiva, la promoción del deporte y el fomento de la cultura y la enseñanza. Los trabajadores de KGHM están muy comprometidos con los programas sociales y participan en variados voluntariados.

KGHM también aplica su política de "Buen vecino" en el extranjero, alrededor de sus plantas de producción en Chile, Estados Unidos y Canadá. 

La empresa apoya iniciativas sociales y culturales locales, y también aquellas que mejoren la calidad de vida.

Según la auditoría de imagen de la empresa realizada en 2013, el objetivo de KGHM de convertirse en líder fiable y en buen vecino es percibido y valorado por todo el entorno.